Voluntariado

Preguntas frecuentes

A continuación algunas preguntas frecuentes de las personas que desean ser voluntarias

¿Qué debo hacer si quiero ser voluntario?

Para ser voluntario debo postular en www.amanoz.cl pinchando el botón “Quiero ser voluntario” completando los datos solicitados e indicando el programa donde deseo realizar mi voluntariado. Luego me contactarán desde la Fundación para realizarme una entrevista acerca de la motivación que tengo para ser voluntario. Posterior a esto, si quedo aceptado, debo realizar una capacitación inicial para que luego me destinen al usuario o residencia para realizar la labor voluntaria. 

¿Cuánto tiempo debo dedicar a la labor de voluntario?

Depende de cada programa, por lo general en el programa de Residencias se destinan 2 horas semanales a visitar la residencia y realizar un taller. En el programa de acompañamiento domiciliario se destinan 3 horas semanales (incluido desplazamiento) para ir a visitar a una persona mayor a su casa. En el programa de acompañamiento telefónico en general se llama 2 veces a la semana a la persona mayor y la duración del llamado va a depender del vínculo que se establezca entre usuario y voluntario. 

¿Recibiré capacitación para realizar el voluntariado?

Todo voluntario que ingresa a AMANOZ recibe una formación inicial, tanto una inducción a la Fundación, como una capacitación en aspectos gerontológicos básicos y aspectos emocionales del acompañamiento. Nuestros voluntarios además reciben una formación permanente durante todo el año, tanto en competencias del voluntariado como en otros aspectos claves para realizar su labor, como en aspectos de desarrollo personal que pueden aplicar en su propia vida. En el caso del voluntariado telefónico las capacitaciones se realizan a distancia a través de cápsulas de video y reuniones virtuales. 

¿Recibiré algún tipo de remuneración o estipendio por realizar el voluntariado?

Los voluntarios que asisten presencialmente a residencias pueden solicitar un estipendio para locomoción si su situación socioecómica lo amerita, en los programas domiciliarios depende de cada Municipalidad en convenio si se reembolsa el dinero de locomoción o se entrega una tarjeta Bip con el dinero de transporte para cada mes. En el caso del acompañamiento telefónico  por el momento no existe estipendio. 

¿Qué hago si tengo dudas mientras realizo el voluntariado?

Puede comunicarse directamente con su supervisor o coordinador de programa el que siempre estará disponible para contestar sus dudas. De todas formas si por cualquier motivo no logra el contacto puede comunicarse con nuestra Asistente de Dirección al teléfono +569 91883366 o al correo electrónico: [email protected]   

¿Cuáles son las competencias que se esperan que desarrolle dentro del voluntariado?

Se espera que los voluntarios que trabajan en AMANOZ vayan desarrollando ciertas competencias esenciales para el trabajo con personas mayores, tales como: empatía, asertividad, optimismo, buen trato, responsabilidad, escucha activa, generación de vínculos, compromiso, comunicación, presentación personal, entre otras. 

¿Qué pasa si no estoy a gusto con la persona mayor asignada?

En Amanoz entrevistamos a cada persona mayor y a cada candidato/a a voluntario/a tanto de programas domiciliarios como de acompañamiento telefónico, para recoger los intereses y similitudes que los unen, facilitando así los futuros vínculos. Pero si por algún motivo alguna de las partes no estuviera cómodo le podemos buscar otra pareja. De todas formas, es importante considerar que un voluntariado efectivo consiste también en poner de nuestra parte, para empatizar, comprender, superar prejuicios y de este modo enriquecerse desde la diversidad que nos presenta un otro distinto a mi.

¿Qué hago si deseo renunciar al voluntariado?

Si deseo renunciar debo en primer lugar informar formalmente a mi supervisor o coordinador, explicando los motivos. Luego éste me solicitará hacer un cierre con la persona mayor a la que acompaño, dado que esta es una relación donde se ha formado un vínculo y no es fácil para la persona adulta mayor aceptar que ya no contará con mi apoyo. 

Sin embargo, se entiende que hay momentos en la vida en que no están las condiciones para realizar un voluntariado comprometido y eficaz, entonces la Fundación luego de la renuncia del voluntario/a ofrece a la persona mayor la compañía de un nuevo acompañante voluntario/a y si ésta acepta se forma una nueva pareja. La idea es no dejar a la persona mayor sola.