El 20 de julio, un grupo de voluntarios de Fundación Amanoz pudo disfrutar con sus nietos del ensayo de «Vuelos» en Fundación CorpArtes, mostrando la importancia del encuentro intergeneracional, esta vez en torno al arte y la cultura.

En cuanto a la presentación, es un espectáculo único de danza contemporánea. Desde grandes alas hasta espejos circulares, la utilería se hizo parte de la danza para dar vida a las invenciones de Leonardo Da Vinci, remitiéndonos a sus artefactos y a su propio universo de creación.

El trabajo pionero realizado por la compañía Aracaladanza se ha convertido en un referente europeo de calidad, recibiendo varios premios. Paralelamente, como Fundación pudimos otorgarle un valor agregado, al reunir a familiares de distintas edades.

A %d blogueros les gusta esto: