Ambro-04-free
 
 
Si alguna vez le dijeron que tener actitudes positivas lo harían sentirse bien, estaban en lo correcto.
Un estudio reciente publicado en  Current Directions in Psychological Science confirma que las personas de la tercera edad que son positivas frente a la vida tienen menores niveles de estrés, dolores y enfermedades.
De hecho, el pensamiento positivo incentivaría a tener una actitud proactiva hacia el ejercicio, ayudaría a las personas mayores a dormir las horas necesarias y a evitar  conductas de riesgo.
 
Fuente: adultomayor.com
 

Spread the love