dependenciaChile envejece. La población adulta mayor ha crecido 5,3 veces en los últimos 60 años y en la actualidad supera los 2,2 millones. Sin embargo, hasta ahora, no se tenía claridad sobre cuántos de ellos requieren ayuda para realizar acciones tan cotidianas como vestirse, comer, ducharse ó trasladarse, los llamados Dependientes.

Un estudio del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), realizado por el Centro de Microdatos y el Inta de la U.de Chile, dejó al descubierto que el 24,1% de los mayores de 60 años tiene dificultades para valerse por sí mismo y requieren la ayuda de terceros para realizar diversas tareas diarias. Una realidad que afecta al 65% de los mayores de 80 años.

 En 2004 la Encuesta de Protección Social indicó que la dependencia alcanzaba al 21,4%.De todos modos, la realidad chilena es similar a la de países como España, donde 24,9% de los adultos mayores tiene problemas para desenvolverse por sí solos.

Las cifras de la Dependencia

Si bien la dependencia entre las personas de 60 años alcanza sólo el 10% de la población, esta condición se hace cada vez más común con la edad y llega a afectar al 65% de los mayores de 80 años.

El problema es que la cantidad de adultos mayores sigue creciendo. Si hoy constituyen el 13% de la población, el INE espera que en 2050 sean el 28%. El 52% de las mujeres que cuidan no tiene posibilidades de trabajar.Frente a la pregunta ¿A a quienes cuidan?, da como resultado un 38% a niños, no sus hijos, 32% adultos mayores, 20% enfermos crónicos y 10% discapacitados.

Las cifras del Empleo

Según la reciente Estudio Mujer y Trabajo efectuado por Comunidad Mujer, son cerca de 700 mil mujeres que cuidan a niños, no sus hijos, adultos mayores, enfermos y discapacitados.  El 58 de estas mujeres trabaja más de 20 horas a la semana.  Lo anterior, es una barrera para su incorporación total al mundo del trabajo. Así las cifras son elocuentes, las mujeres tienen una tasa de desempleo de 37,1%, sin embargo aquellas que tiene a su cargo otros, la tasa desempleo asciende a 52,1%.

El problema además tiene una cara en las condiciones socio-económicas, así en los dos quintiles de menores recursos en las zonas urbanas un 25% de la mujeres, entre 18 y 65 años, está a cargo de dependientes; sin embargo en los sectores de mayores ingresos solo un 6% enfrenta esta situación.  Con las consecuencias futuras, a la hora de su retiro y sus efectos sobre sus fondos previsionales.

Pese a que las mujeres sufren esta situación más que los hombres, las variables socio-económicas son más relevantes: las personas con menor escolaridad y adscritas a Fonasa tienen un riesgo mucho mayor de padecer una situación de dependencia.

Los efectos sobre las cuidadoras

Según el estudio del Senama, más del 81% de las personas que cuidan a adultos mayores dependientes son mujeres, especialmente sus hijas y esposas. El 65% de ellas dice que esto les ha impedido salir de vacaciones hace más de cinco años. Además, el 55% dice que no recibe ayuda de otros familiares y un 19% reconoce que  “ya no puede más”.  Lo anterior, implica que están al borde del colapso y perfectamente podrían ejercer violencia contra el adulto mayor.  Por otra parte, estos familiares que cuidan adultos mayores, tampoco están preparadas para asumir el rol de cuidadoras, a pesar de expresarles afecto, no tiene conocimiento de los cuidados que deben proveer.

Las Conclusiones

Se estima que es necesario avanzar en la creación de permisos laborales para que los trabajadores puedan cuidar a sus adultos mayores. Asimismo, sería necesario una reorganización de la familia para hacerse cargo de los adultos mayores, pero con apoyo de la política pública y de las empresas

Fuentes: Estudio del Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Centro de Microdatos e Inta de la U.de Chile.  Comunidad Mujer, encuesta Voz de Mujer en el Bicentenario./ adultomayor.com

Spread the love