DSC_0278Las estadísticas entregadas recientemente por estas   dos importantes organizaciones a nivel mundial, indican que a medida que envejece la población, esta disminuye su actividad física.
Entre 18 a 24 años el porcentaje que realiza aún tipo de actividad física es de 59,6%, y en mayores de 65 años, este porcentaje disminuye a un 39%.
Todo adulto saludable necesita practicar con intensidad moderada actividad física por al menos 30 minutos, 5 días a la semana; o bien, realizar actividad física en forma más vigorosa por al menos 20 minutos 3 días a la semana.
La actividad física moderada y vigorosa pueden ser combinadas para seguir las recomendaciones y poder ejercitarse.
La actividad física aeróbica moderada por períodos de al menos 10 minutos o más, pueden acumularse y aumentar a 30 minutos que es lo recomendable.
La cantidad de actividad física aeróbica es adicional a la rutina de actividades diarias de la vida que tienden a ser de baja intensidad y corta duración.
Todo adulto debiera desarrollar actividad física para mantener o aumentar la tonicidad muscular, al menos dos días no consecutivos en la semana.
Debido a la relación entre actividad física  y salud, las personas que desean mejorar su estado físico, reducen el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas y/o previenen el aumento de peso.
En general, las recomendaciones para adultos jóvenes de 18 a 65 años o adultos mayores (AM) son similares, pero el énfasis en los AM apunta a aumentar la intensidad moderada del ejercicio (dando menor énfasis en alcanzar altos niveles de intensidad), desarrollando la actividad del músculo, tomando una evolución gradual de intensidad y tiempo de la rutina de trabajo, y usando estrategias de control y administración del riesgo para prevenir lesiones.
Fuente: ENVEJECIMIENTO ACTIVO

Spread the love