que_es_3edadLa longevidad es una aspiración de muchos seres humanos, pero a medida que pasan los años y la vejez se acerca, se vuelve en algo poco deseado. La mayoría de las definiciones del envejecimiento destacan sólo sus aspectos negativos, ya que resaltan la vulnerabilidad, la propensión a las enfermedades, la progresiva marginación y el inevitable acercamiento de la muerte.

Envejecer es un hecho ineludible, pero la manera de enfrentar este proceso es una decisión individual, ya que depende de cada uno hacer realidad el dicho que la juventud va por dentro.

¿Qué es la Tercera Edad?

El término tercera edad surge para no usar en forma despectiva las palabras vejez o ancianidad. Este término se refiere al adulto mayor, es decir mujeres que superan los 60 años y varones mayores de 65, que en Chile son aproximadamente un millón setecientas mil personas. Incluso se está estudiando el uso del término cuarta edad para aquellos mayores de 85 años que son un grupo cada vez más considerable.

La tercera edad es una etapa evolutiva del ser humano que tiene varias dimensiones. Es un fenómeno biológico porque afecta la salud física y mental, tiene una parte sociológica y económica porque se ha alargado las posibilidades de vida y se debe mantener a esas personas. Y es también un fenómeno psicológico, ya que se producen cambios en el funcionamiento cognitivo y emocional.

Como sociedad tendemos a un culto a la belleza y a mantenernos jóvenes, nos asusta la vejez, no la valoramos ni la asociamos con experiencia o sabiduría como ocurre en otras sociedades y por ello hay personas que desprecian esta etapa. En nuestra cultura, si bien hay miembros activos de la tercera edad en el poder judicial, legislativo, educacional o eclesiástico, se tiende a pensar que la opinión de un adulto mayor no vale tanto porque sus facultades mentales pueden estar alteradas. Por eso aquellas personas que se están acercando a esta etapa, más aún para quienes la viven, se sienten excluidos, abandonados y discriminados laboralmente.

En algunas ocasiones, los adultos mayores creen que los más jóvenes no los comprenden e incluso les faltan al respeto, por eso es importante que las nuevas generaciones tengan una actitud cariñosa, respetuosa y protectora hacia ellos, porque así les daremos un trato familiar más digno.

Chile, un país que avanza

En los últimos años, hay más preocupación en nuestro país por este grupo, prueba de ello es la promulgación hace más de un año la ley 19. 828 que crea el Servicio Nacional del Adulto Mayor (SENAM). También se ha desarrollado turismo para la tercera edad a precios convenientes que ha tenido mucho éxito. Además, las universidades, municipalidades y otras instituciones ofrecen talleres y cursos especiales para ellos. Pareciera que ya no se tiene la imagen del abuelito relegado en un rincón del hogar o sentado en la plaza pasivo, sino la de una persona con un potencial y actividades por desarrollar.

Los medios de comunicación están contribuyendo a sacar a la ancianidad del clóset. En la medida que muestren adultos mayores activos que realicen un aporte a la sociedad, que son creativos, que tiene la capacidad de dar afecto, de tener una pareja y una familia; las nuevas generaciones le darán otra lectura a la tercera edad. Esto puede ser a través de teleseries -como está ocurriendo actualmente-, concursos o campeonatos seniors en alguna disciplina. Sería un gran aporte si se incluyeran temas de geriatría en la enseñanza media y en la malla curricular de carreras universitarias y técnicas.

La sabiduría de Oriente

A diferencia de nuestra cultura, en la oriental los adultos mayores gozan de gran respeto y admiración. En Oriente se asocia la vejez con fuente de experiencia y sabiduría, y existe toda una tradición de respeto y culto por la ancianidad.

El adulto mayor es considerado en todo momento, tiene un estatus importante no sólo en la familia sino en la sociedad, es el depositario de las tradiciones, puede ser un jerarca y un sabio. Se honra a los mayores y al llegar a la tercera edad los ancianos consiguen un merecido descanso después de una vida de trabajo y dedicación a sus hijos. En el caso de los chinos, al igual que otros pueblos del sudeste de Asia, creen en la inmortalidad del alma, respetan no sólo a sus ancianos que aún viven, sino también a sus ancestros fallecidos. Por eso, cuando uno se encuentra entre un grupo de japoneses, chinos o coreanos hay que saludar primero a la persona mayor.

Preparémonos para envejecer

  • Cuidar la alimentación, no abusar del tabaco ni el alcohol. Esto contribuirá a una buena salud.
  • Asistir a controles médicos y seguir los tratamientos.
  • Realizar algún tipo de actividad física.
  • Estimular las funciones intelectuales, mantener la lectura y la escritura, hacer ejercicios para la memoria.
  • Prevenir accidentes en el hogar y de tránsito.
  • Dar y recibir afecto, mantener redes sociales.
  • Reforzar el autoestima para prevenir la depresión.
  • Estimular la autonomía y tratar de ser autovalentes.
  • Solicitar ayuda en caso de maltrato familiar o institucional.
  • Ahorrar desde la juventud, prever la jubilación.
  • Promover el desarrollo espiritual.

 
Fuente: Clínica Santa María.

Spread the love