solitariosLa depresión es uno de los trastornos psiquiátricos más frecuentes del adulto mayor. La prevalencia es aún mayor en personas mayores hospitalizadas, y en aquellas residentes en casas de reposo.
Con frecuencia en el paciente mayor, la depresión se presenta en forma atípica y clínicamente no cumple con los criterios de una depresión mayor. Estos síndromes incompletos, denominados depresión menor o depresión tienen la misma repercusión en cuanto a morbimortalidad que la depresión mayo. De ahí la importancia de estar sensibilizado y alerta para sospechar el diagnóstico.
Múltiples trabajos realizados en Estados Unidos han sido consistentes en demostrar que en la atención primaria más del 50-75% de los casos de enfermedades mentales comunes, incluyendo la depresión, pasan inadvertidas y no son diagnosticadas por largo tiempo.
El subdiagnóstico de depresión se debe en parte a que las personas mayores tienden a no consultar espontáneamente por síntomas depresivos, o estos son erróneamente atribuidos a algo propio del envejecimiento.
Por otro lado, tampoco existe la rutina de hacer tamizaje para la depresión en atención ambulatoria, todo lo cual lleva a que este problema pase largo tiempo sin ser diagnosticado o sea insuficientemente tratado.
La mejor estrategia de salud pública para combatir este problema es promover el uso rutinario de instrumentos de tamizaje para depresión en la atención del paciente mayor.
Fuente: Revista Médica de Chile.

A %d blogueros les gusta esto: