amanoz.clComo la incontinencia es muy frecuente entre los adultos mayores, es trascendental que sepan que no son los únicos que la sufren, que no es una consecuencia normal del envejecimiento y, lo más importante, que tiene muchas soluciones.
El escape de poca o mucha orina involuntariamente, ir al baño muy seguido, levantarse varias veces en la noche a orinar, tener dificultad para aguantarse o la presencia de dolores, molestias o dificultades al orinar, son signos claros –a cualquier edad- de que existe una alteración en el funcionamiento de la vejiga o el esfínter urinario.
En cuanto a los adultos mayores, entre 30 y 40% de los que tienen entre 60 y 70 años la cifra aumenta a 60%. Ellos suelen pensar que la incontinencia sólo se soluciona mediante una operación quirúrgica, cosa que dista mucho de la realidad: se ha visto que quienes deben someterse en esta etapa de la vida a un tratamiento quirúrgico es sólo una pequeña minoría.
Por otra parte, es necesario mencionar que en los adultos mayores esta alteración tiene un impacto superior que en el resto de la población. Esto no es un tema menor, ya que la incontinencia tiene una fuerte incidencia en la calidad de vida de los pacientes mayores.
Cuando se enfrentan a incontinencia urinaria tienden a vivir la situación en soledad y no le cuentan a nadie su problema. Además, se aíslan. Dejan de hacer vida social y de visitar a su familia y amigos. Además, dado que es probable que se levanten varias veces en la noche a orinar, hay un gran riesgo de que se caigan y sufran facturas.
Es importante destacar que la incontinencia urinaria no es una patología sino un síntoma de alguna de varias enfermedades que la pueden estar originando. Como es consecuencia de algo, es fundamental tener un diagnóstico preciso para saber qué es realmente lo que hay tras ese síntoma. Las causas pueden ir desde insuficiencias cardíacas, diabetes y problemas neurológicos –como Parkinson o accidentes vasculares- hasta alteraciones propias del tracto urinario inferior, como crecimiento de la próstata o incontinencia de esfuerzo.
Entonces, es esencial, tener claro que ya que las condiciones son muchas, también lo son los tratamientos… y es ahí donde radica el valor de un diagnóstico certero.
En todo caso, lo más habitual es que la incontinencia urinaria del adulto mayor esté relacionada a vejiga hiperactiva, caso en la cual los medicamentos y las medidas generales son tremendamente eficaces.
Fuente: Clínica Las Condes. www.clc.cl

Spread the love