Asistentes a Cierre de "Mi Mayor Emprendimiento", en Vitacura.

Asistentes a Cierre de “Mi Mayor Emprendimiento”, en Vitacura, junto a la Presidenta de AMANOZ FUNDACION JUAN CARLOS KANTOR, Patricia Pupkin.

Con la presencia del Alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, se llevó a cabo el cierre del programa “Mi Mayor Emprendimiento”, iniciativa en conjunto de AMANOZ FUNDACIÓN JUAN CARLOS KANTOR y VitaEmprende, que se desarrolló durante tres meses de duración, período en el que se entregaron las herramientas necesarias para que 25 adultos mayores de la comuna lleven al éxito sus emprendimientos.
Alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, saluda a asistentes a cierre de "Mi Mayor Emprendimiento".

Alcalde de Vitacura, Raúl Torrealba, saluda a asistentes a cierre de “Mi Mayor Emprendimiento”.

En la oportunidad, se entregaron diplomas a los alumnos que completaron el curso, y a las dos ganadoras de cheques con capitales semilla, María Angélica Brunet y Margarita Costa.
En la ocasión, el jefe comunal señaló que “para esta municipalidad es muy importante que los vecinos emprendan, porque es lo que ustedes realmente quieren hacer y le da sentido a sus vidas, es parte de lo que yo quiero como alcalde, quieren los funcionarios municipales y queremos todos para Vitacura”.
Margarita Costa, ganadora capital semilla "Mi Mayor Emprendimiento".

Margarita Costa, ganadora capital semilla “Mi Mayor Emprendimiento”.

María Angélica Brunet, ganadora capital semilla "Mi Mayor Emprendimiento".

María Angélica Brunet, ganadora capital semilla “Mi Mayor Emprendimiento”.

La Presidenta de AMANOZ FUNDACIÓN JUAN CARLOS KANTOR, Patricia Pupkin, destacó la alta participación y compromiso del municipio y de los adultos mayores de Vitacura, que “no sólo recibieron conocimientos y herramientas para emprender un negocio y hacer realidad un sueño. El curso fue también una instancia para conocer nuevos amigos, con intereses comunes, y para potenciar las habilidades de cada uno”.
La vitaemprendedora y alumna del programa, Ana María Laborde manifestó que en él aprendió “a segmentar, a autorresponsabilizarme, a ser proactiva y propositiva, a abrir los ojos a los cambios en este mundo ágil y vertiginoso, a creer en mí y en mi futura mini empresa”.