En un estudio realizado por la doctora en Salud Pública y académica de la Facultad de Medicina de la U. de Chile, Marcia Erazo, se comprobó que el 98% de los pacientes afectados por cáncer pulmonar tipo escamoso o epidermoide, estaban enfermos debido al consumo de tabaco.
Este cáncer, que dentro de los pulmonares es el más frecuente en Chile, se ubica en los bronquios centrales y aqueja principalmente a los varones. “El humo del tabaco elimina las barreras naturales de los bronquios, es decir, destruye los cilios ubicados en el árbol respiratorio, ello permite que los cancerígenos tomen contacto con la mucosa y así comience la proliferación celular que lleva a la generación de tumores”, recalca la doctora Erazo.

El 98% del cáncer pulmonar tipo escamoso es causado por el cigarrillo.

Debido a que el diagnóstico suele ser bastante tardío, el pronóstico clínico es desalentador y está marcado por una alta mortalidad y metástasis.
“La literatura nos indica que la sobrevida de los pacientes con cáncer de pulmón, en todos sus tipos, al cabo de un año del diagnóstico es de 20% y a los cinco años apenas llega al 5%”, explica la académica.
En tanto, si se analiza la diferencia de sobrevida en pacientes que mantuvieron el hábito tabáquico versus los no fumadores, se observa que el 16% de los fumadores subsistieron a los cinco años, en cambio el 23% de los que nunca fumaron vivieron más allá de cinco años.
La doctora Erazo añade que en Chile el cáncer pulmonar se ubica noveno entre todas las causas de muerte, siendo séptimo en los hombres y décimo tercero en las mujeres.
Justamente, para analizar el cáncer escamoso la doctora Erazo estudió 47 enfermos que tenían un promedio de edad de 67 años mientras que, como grupo de control, enroló a 94 individuos, cuya edad promedio era de 68 años, los cuales estaban libres de la enfermedad neoplásica.

El 98% del cáncer pulmonar tipo escamoso es causado por el cigarrillo.

El cáncer que prefiere a las mujeres
Asimismo, la doctora Erazo analizó otro tipo histológico de cáncer pulmonar, el adenocarcinoma, que es más usual en mujeres y predominantemente periférico, porque se ubica en los alvéolos, el cual estaría asociado al uso de filtro. “En los países desarrollados este tipo de cáncer ha aumentado en los últimos años, siendo hoy el más frecuente y, además, con un muy mal pronóstico, ya que tiene predilección por la metástasis cerebral”, añade.
Eso llevó a la doctora Erazo a evaluar la situación nacional, para lo cual estudió 68 enfermos y 136 controles. “Es el tercero de los cánceres pulmonares más habituales en Chile y, según lo que pudimos constatar en nuestro estudio, de cada 100 personas que tienen este tipo de cáncer, 60 dejarían de presentarlo si no fumaran”, recalca la investigadora
Añade, que de acuerdo a lo anterior se puede constatar que fumar es muy riesgoso y que las políticas de salud deben orientarse a la prevención entre los más jóvenes: “De cada 100 personas con cáncer escamoso, 98 no estarían enfermas si no fumaran y 60 tampoco se verían afectadas por adenocarcinoma si nunca hubiesen probado el cigarrillo”, resalta.
Riesgos innecesarios
“Si un hombre ha fumado cinco cajetillas a lo largo de su vida, esto es, 100 cigarrillos, entonces tiene mil por ciento más posibilidades de contraer cáncer pulmonar en cualquiera de sus tipos histológicos. En el caso de la mujer es 300 por ciento mayor”, señala la doctora Erazo.
Si el hombre ha consumido más de 20 paquetes de cigarrillos al año entonces la posibilidad sube a 60 mil por ciento y en las mujeres a 700%. “En la muestra los pacientes tenían 62 años como mediana, si consideramos que la expectativa de vida en Chile es de 78 años, entonces podemos decir, sin temor a equivocarnos, que los fumadores están acortando sus existencias en a lo menos 16 años”, apunta.
La doctora Erazo plantea que en el futuro sería muy oportuno evaluar la tendencia y los riesgos de los distintos tipos histológicos de cáncer de pulmón, analizando factores como la edad de inicio del consumo, la prevalencia entre mujeres y el aumento del número de cigarrillos diarios fumados.