Los mayores de 50 años suelen ser trabajadores ideales para puestos de atención al cliente Fuente: Universia

Los mayores de 50 años suelen ser trabajadores ideales para puestos de atención al cliente Fuente: Universia

En los últimos años, el mercado laboral de nuestro país ha generado múltiples oportunidades para adultos mayores que, a pesar de haberse jubilado, desean continuar trabajando. Según la Encuesta de Calidad de Vida de la Pontificia Universidad Católica de Chile realizada en 2010, este es el caso de 53% de los seniors en tanto que sólo un 9% desea dejar de trabajar.
Algunas entidades bancarias, supermercados o empresas de comercialización de productos han decidido incorporar a personas mayores de 50 años a sus planteles, valorando su compromiso, experiencia, profesionalidad, potencial para capacitar a otros trabajadores y disposición para aprender nuevas.
Los adultos mayores suelen ser considerados para puestos que no requieran del uso de la fuerza física, que no impliquen jornadas extensas de trabajo y que cuenten con descansos o pausas a lo largo del día.
Los reclutadores concuerdan que el deterioro que genera la edad no debe ser un impedimento para que las personas desempeñen actividades remuneradas de buena calidad. Sin embargo, reconocen que este segmento etario sufre de una gran carencia: el manejo de la tecnología.
Muchos expertos afirman que los adultos mayores, conscientes de esta falencia, no se atreven a buscar trabajo y se limitan a sí mismos, creyendo que no pueden compararse a una persona joven, con mayores conocimientos informáticos y más energía.
No obstante, las empresas suelen buscar perfiles que se acoplen a sus posibilidades y los consideran candidatos perfectos para áreas vinculadas a la atención de los clientes, donde su paciencia y empatía les permite tener un excelente trato con los consumidores.

 

Spread the love